El Concepto de Genocidio

La Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948) escribe en uno de sus considerandos:

“Reconociendo que en todos los períodos de la historia el genocidio ha inflingido grandes pérdidas a la humanidad”.

Y así fue, que la Organización de las Naciones Unidas designó a su Alto Comisionado para los Derechos Humanos la misión de redactar esta Convención, la cual fue ya ratificada por más de noventa países.

En la Convención, (art. 2) “se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional étnico, racial o religioso como tal:

a) Matanza de miembros del grupo;
b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;
c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;
d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;
e) Traslado por fuerza de niños de un grupo a otro grupo.”

El art. 3 de la Convención trata sobre los tipos penales que encuadra castigo para la misma. A saber:

a) El Genocidio.
b) La asociación para cometer Genocidio.
c) La instigación directa y pública a cometer Genocidio.
d) La tentativa de Genocidio.
e) La complicidad en el Genocidio.

El plan sistemático de exterminio por parte del Imperio Otomano y la Turquía Moderna contra los armenios encuadra perfectamente en varios puntos de estos dos artículos tipificadores. Aún mas, la Subcomisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoció el Genocidio Armenio al aprobar el Informe que redactó Benjamin Whitaker en 1985. El Sr. Whitaker fue designado Relator Especial en su momento para revisar la Convención sobre Genocidio de 1948, en pos de hacerla progresar mediante una revisión del cumplimiento de ésta por parte de los Estados. Cuando tuvo que designar en su Informe los antecedentes más relevantes en la cuestión, no dudó en ubicar al Genocidio Armenio en la lista. El lobby turco no pudo evitar que se aprobara el Informe, lo cual significó un gran paso hacia la publicidad del Genocidio Armenio a nivel internacional.

¿Cuál fue la importancia de aquel reconocimiento?

La importancia la otorga otra Convención estrechamente ligada a la Convención sobre Genocidio de 1948 que es la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad, que entró en vigor en 1970. Esta Convención determina que ciertos delitos graves en lo que respecta a los Derechos Humanos no pueden prescribir. O sea, no se extingue la responsabilidad penal por el transcurso del tiempo. Justamente el art. 1 de ésta Convención declara que el Delito de Genocidio es imprescriptible.

En conclusión, el Estado Turco puede llegar a ser enjuiciado por el Tribunal Penal Internacional como Sujeto Activo del Delito de Genocidio en cualquier momento y como bien dice el primero de los Principios acerca del castigo a los culpables de estos crímenes, “…dondequiera y cualquiera que sea la fecha en se hayan cometido…”.

Hay que tomar en cuenta tres aspectos fundamentales que surgen del Crimen de Genocidio:

1) El castigo a los perpetradores.
2) El reconocimiento formal del Crimen de Genocidio.
3) La compensación a las víctimas del Crimen.

El Derecho Internacional prevee el castigo a los perpetradores, siempre y cuando éstos estén con vida. En el caso armenio esto no puede llevarse a cabo ya que todos los acusados están ya fallecidos. No obstante ello, la ley internacional engloba la posibilidad de encausar la culpabilidad de los Estados. De esta manera, la República de Turquía podría perfectamente ser sancionada jurídicamente por la responsabilidad que tiene acerca de las masacres realizadas sobre la población armenia.

La opinión pública y las recomendaciones que genera constantemente la comunidad internacional pueden encausar a que un Estado tenga que reconocer los crímenes o delitos que haya cometido. Turquía sigue manteniendo su total negación y rechazo en reconocer que el Genocidio Armenio existió. Esto genera que los armenios, sea mediante la diáspora o la república, consigan constantemente reconocimientos periféricos de los distintos países u organismos internacionales. Aquí, la geopolítica, las alianzas estratégicas y los intereses creados juegan un papel preponderante. Por ejemplo ¿Cómo explicar que el Estado de Israel, supuestamente hermanado al pueblo armenio por haber sufrido también un genocidio, no haya reconocido el Genocidio Armenio? De la misma manera ocurre con los Estados Unidos de América que, aunque una gran cantidad de Estados haya declarado formalmente su reconocimiento, no expresa una formal condena hacia el gobierno turco. Entonces, es ahí donde el petróleo, las bases militares en la región y los Tratados de Cooperación opacan la Cuestión Armenia. Pensar sino en que un reconocimiento por parte de Alemania podría involucrar profundamente a Turquía si se toma en cuenta la alianza que los relacionó a ambos con la suerte de la nación armenia.

Hoy, Turquía responde por violaciones a los Derechos Humanos únicamente por casos que sean jurisdicción de la Corte Europea de Derechos Humanos. Por ejemplo: el Kurdish Human Right Project, organización no gubernamental que protege los derechos humanos de los ciudadanos kurdos en varios países del Medio Oriente, constantemente presenta casos a la Corte Europea a causa de las reiteradas violaciones que la República de Turquía realiza para con la población kurda. Es decir, que encuadrando el caso armenio, los particulares tienen más oportunidades de reclamo ante el Estado Turco que la propia República Armenia. Esta, ha renacido soberanamente en 1991, luego de la caída de la Unión Soviética lo que significa que hace no mucho que el Genocidio Armenio es parte de la agenda del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Armenia.

Es evidente que la lucha jurídico-política hacia el reconocimiento del Genocidio Armenio está en constante evolución.